Australia, Una Alternativa Para Nuestra Cartera




En el mundo de la papeleo
de carteras existe una cierta tendencia a seguir a la competencia a
la hora de crear una cartera de inversión, por lo que en muchas
ocasiones nos encontramos con fondos de una misma categoría que
tienen una cartera de inversión similar. Detrás de todo esto está
el miedo a hacerlo mal con respecto a sus competidores y el estar una
fuga de clientes.

En mi opinión hacer
seguidismo es un error, puesto que es una medida que si acertadamente puede
ser cómoda, está atacando uno de los principios básicos en la
papeleo de carteras: la diversificación.

Tener una cartera diversificada significa tener una cartera en donde sus componentes estén lo más descorrelacionados posible entre sí, con el objetivo de que si una parte de la cartera lo hace mal, este mal comportamiento se compense con el buen comportamiento de la otra parte de la cartera. Adicionalmente, en el caso extremo de una caída musculoso en todos los mercados, está comprobado que una longevo diversificación hace tener unas pérdidas inferiores a la media del mercado.

En cartera de papeleo pasiva pasa un poco lo mismo. Al final existe una tendencia a tener una diversificación tanto geográfica como por categoría de activos similar. Por ello, desde hace un tiempo estoy estudiando mercados que no son tan habituales de ver en las carteras pero que podrían suscitar una diversificación adicional y una rentabilidad adicional a la cartera harto interesante.

AUSTRALIA, UNA OPCIÓN
DE INVERSIÓN INTERESANTE

Nota: En ningún
caso lo escrito aquí supone una recomendación de inversión

Uno de los mercados a los
que no se le presta mucha atención es el mercado australiano, y en
normal,el campo de acción geográfica del Pacífico ( Australia + Nueva
Zelanda).

Una de las primeras cosas que vehemencia la atención a la hora de estudiar la hacienda australiana es el hecho de entender que es uno de los pocos países de la OCDE en donde la fresco crisis financiera no ha tenido el impacto película que ha tenido en la gran mayoría de los países, y es que Australia encadena más de 25 abriles consecutivos de crecimiento financiero.

Las
turbulencias económicas que han padecido las principales áreas de
la geogonia mundial no han existido en el país oceánico. Así,
mientras los países europeos o USA padecían su recesión, en
Australia la hacienda crecía a tasas superiores al 2,5%.

Australia
ha cerrado el año 2018 con una tasa de crecimiento del 2.7% y
presenta una tasa de paro del 5,3% , lo que significa que el país
goza una situación de pleno empleo, razón por la que el país se ha
convertido en la última plazo en un receptor de inmigrantes no
sólo del ámbito anglosajón, sino además de personas de otros
países del mundo que tradicionalmente emigraban a otras áreas
geográficas del planeta.

Si acertadamente en los últimos abriles Australia ha estado inmersa en un proceso de contención salarial, el país goza de un nivel suspensión de bienestar, situándose su renta per cápita, al cambio, en 45.118€.

Como en toda hacienda desarrollada, el principal sector es el terciario, el cual representa el 70% de la actividad económica del país y ocupa al 70% de la fuerza sindical australiana, seguido de la industria ( 21,1% del total de la hacienda) y la agricultura ( 3%).

Otro
de los rasgos característicos de la hacienda australiana es su
elevada dependencia del comercio exógeno oportuno a su condición de
isla. En su hacienda el peso de las exportaciones es importante (19%
del PIB), siendo los principales sectores exportadores el agrícola (
se ha convertido en la despensa de Asia gracias a la musculoso inversión
en el sector en el pasado) y las materias primas.

Los
principales productos exportados son los siguientes:

Hierro
(24%)

Carbón
(17%)

Oro
( 8%)

Petróleo
( 2,2%)

Una
de las características de las exportaciones del país es que en su
mayoría se destinan a China, lo que las hace muy dependientes de la
transformación económica del país. Admisiblemente es cierto que cada vez el
comercio exógeno australiano se está diversificando más en dirección a
Europa y USA, pero a día de hoy son los países asiáticos los que
tienen un longevo peso en el destino de las exportaciones del país.

Otro
multiplicador secreto en la hacienda australiana es la inversión extranjera.
Una de las características de la hacienda australiana en los
últimos 20 abriles ha sido su proceso de liberalización económica.
Los diferentes gobiernos han llevado a lado reformas encaminadas a
donar un ámbito legal y competencial enfocándolo en dirección a el
crecimiento financiero y el aumento del renta acondicionado de los
ciudadanos.

Han
eliminado numerosas barreras y fuero que impedía la
competitividad y el expansión de numerosos sectores. Para hacernos
una idea, hasta el año 1992, en Australia los bancos comerciales
extranjeros no podían instalarse y realizar negocio adentro del país.

Este
proceso de liberalización de la hacienda australiana trajo consigo
un aumento de la inversión extranjera en el país, si acertadamente todavía
existen restricciones a la inversión en diferentes campos como
aeropuertos ( inversión extranjera limitada al 49%), bancos ( sobre
fusiones y adquisiciones), aviación civil, astilleros y medios de
comunicación ( se necesita aprobación para tomar más de un 5% del
hacienda de un medio de comunicación por parte de un inversor
extranjero).

En definitiva, Australia goza de una hacienda abierta, que ha vivido un enorme proceso de liberalización inclinado a los negocios y a la inversión extranjera, y como consecuencia de esto goza de elevados niveles de bienestar, lo que se refleja en sus mercados financieros.

El
Sector Financiero Australiano

El
sector financiero asutraliano es un sector en plena expansión y a
día de hoy representa el 9% del PIB del país. Actualmente operan 73
bancos en el país, si acertadamente son cuatro los que longevo pandeo de
negocio acumulan ( 60%): National Australia Bank, Commonwealth Bank
of Australia, ANZ Banking Group y Westpac Banking Corporation.

Una de las características propias del sistema financiero australiano es el elevado crecimiento de los activos financieros, oportuno fundamentalmente a que el país presenta un sistema de pensiones de capitalización, lo que lo sitúa como el cuarto país del mundo con longevo número de planes de pensiones.

El
sistema de pensiones australiano está compuesto por tres pilares:
Reducción obligatorio, parquedad voluntario y aportaciones del estado.

En
lo que respecta al parquedad obligatorio, el patrón está obligado a
destinar al fondo de renta seleccionado por el trabajador el 9%
de su salario mensual, guarismo que progresivamente irá aumentando
hasta alcanzar en el año 2020 el 12% del salario mensual.

Por
otro flanco, el trabajador australiano tiene la posibilidad de
complementar esa ayuda obligatoria con aportaciones voluntarias
a planes de pensiones, como ocurre en cualquier otro país.

Por
lo tanto, el sistema de pensiones inmediato con la liberalización de la
hacienda y el fomento de la inversión tanto franquista como
extranjera, ha favorecido enormemente al expansión del mercado de
capitales del país, siendo el sector financiero ( bancos,
aseguradoras…) el principal sector del índice cotizable
australiano.

Al
igual que el resto de bancos centrales, la Reserva Federal de
Australia, ha llevado una política de estímulos monetarios durante
los últimos abriles, llevando los tipos de interés a niveles
históricamente bajos.

Una de las consecuencias de esta política es la del aumento de la deuda de las familias. Este endeudamiento se está trasladando al mercado inmobiliario. En un contexto de precios máximos de la vivienda en el país inmediato con un coste de financiación tan bajo, el número de hipotecas está en máximos históricos, lo que hace temer a muchos la posibilidad de que se esté gestando en el país una burbuja inmobiliaria, y que una caída de los precios pueda dejar atrapados a muchas familias muy endeudadas. Si a esto le sumamos que los salarios están creciendo de forma harto moderada, existe la posibilidad de que muchas familias tengan aprietos para demorar a fin de mes, con el correspondiente impacto en el consumo.

El
mercado de renta variable

El principal indice de renta variable de Australia es el S&P/ASEX 200, que recoge a las 200 compañías del país que cotizan en bolsa. Para hacernos una idea de la composición del indice, podemos ver la división de éste por peso de los diferentes sectores económicos

Invertir en Australia

Como vemos en el claro, el sector con más peso en el índice es el sector financiero, seguido del sector de ascendencia de minerales y materias primas, y ya muy remotamente, el sector retrete e inmobiliario.

Este es el claro histórico del índice australiano. Como podemos ver existe una tendencia alcista principal desde mediados de los abriles 90 que no se ha roto ni con la caída correspondiente al crash de 2008-09. A día de hoy, el índice cotiza a niveles de máximos históricos.

Potencialidades
y riesgos

Hasta
aquí hemos manido las principales características tanto de la
hacienda australiana como de sus principales mercados financieros.
Aún así creo que debemos realizar a modo de prontuario una
clasificación de las potencialidades y los riesgos a los que nos
veremos sometidos en caso de volver nuestro boleto en el mercado
australiano.

Potencialidades

  • sector
    energético:
    Australia
    cuenta con un bajo coste de electricidad y no existen problemas de
    almacenamiento. Si acertadamente la cojín de la producción energética es el
    carbón (75%), desde hace abriles, los gobiernos del país han tratado
    de dar impulso a las energías renovables para estrechar el peso del
    carbón en los procesos de elaboración de energía, fundamentalmente
    energía eólica y solar. Todavía existe un gran potencial en la
    energía nuclear, puesto que Australia
    presenta el 40% del total de las reservas probadas de celeste a nivel
    mundial.
  • Sector
    turístico
    :
    Los Juegos Olímpicos de Sydney en el año 2000 abrieron a Australia
    al resto del mundo y supuso un aumento de los turistas
    internacionales, más allá de los procedentes de países asiáticos,
    tomando peso en las visitas países europeos y Estados Unidos.
    Consecuencia de ello, la industria hotelera ha incrementado su peso
    en la hacienda , con rentabilidades medias del 5% en la última
    plazo. Todos los pronósticos hablan de que el turismo
    internacional seguirá aumentando en los próximos abriles y que en su
    conjunto, doblará la guarismo flagrante de visitantes a finales de la
    plazo de los 20.
  • Sector
    financiero e inmobiliario
    :
    Como hemos comentado anteriormente, el expansión del sector
    financiero tiene todavía mucho represión por hacer en Australia.
    Por un flanco, con el sistema de pensiones de capitalización, la
    comercialización de productos financieros vinculados al parquedad
    seguirá su curso y favorecerá el expansión del mercado de
    capitales en su conjunto. Vinculado al sector financiero está el
    inmobiliario, a través de la concesión de hipotecas. El buen
    funcionamiento de la hacienda, la elevada renta per cápita y la
    estimación de venida de nuevos inmigrantes al país en el futuro,
    determina un ámbito inclinado a la demanda de vivienda.

Riesgos

  • Geopolíticos: Fundamentalmente el que pueda surgir de su columna histórica con USA.. Su posicionamiento a patrocinio de los gobiernos de Estados Unidos le ha hecho estar tensiones principalmente con China y otros países del entorno. El extremo episodio ha sido con Corea del Ideal al apoyar a Trump en las negociaciones con el país coreano.
  • Comerciales: La poca diversificación de las exportaciones australianas, destinadas en su mayoría al continente oriental y adentro de éste a China e India, lo hace un país más inerme en presencia de una crisis del continente, si acertadamente en lo últimos abriles ha aumentado las exportaciones a Europa y USA y se aplazamiento que sigan incrementando en el futuro, es todavía un porcentaje muy pequeño sobre el total.
  • Sector financiero e inmobiliario: si acertadamente en estos sectores hay potencialidades a medio y liberal plazo, no es menos cierto de que existen desequilibrios que pueden producirse nota. El elevado endeudamiento de las familias y los precios de la vivienda ( en máximos históricos) , son una explosivo de relojería que si no es acertadamente gestionada en la subida de tipos de interés, pude provocar problemas en los balances de los bancos en presencia de el aventura de impago de las familias.

¿Cómo
puedo volver en Australia?

La
forma más sencilla de volver en el mercado australiano por parte
de un inversor particular es mediante fondos de inversión o ETFs.

Una opción puede ser mediante un ETF que replique el índice australiano. Un ejemplo puede ser el iShares MSCI Australia ETF (ISIN: US4642861037) , que replica el índice MSCI Australia .

Otra opción sería hacerlo a través del fondo indexado Amundi Index Solutions- Amundi index MSCI pacific ex – Japan AE-C (eur) ( ISIN: LU0390717543).

Este fondo replica el ídice MSCI Pacífic pero excluye de su cartera títulos japoneses. Todavía es cierto que mediante este fondo no invertimos al 100% en la bolsa australiana ( aunque sí mayoritariamente ya que el 66% de la cartera está invertida en ella), sino que además invertimos en Nueva Zelanda, Singapur, Hong Kong y Taiwan.

El campo de acción Pacífico, y principalmente Australia, es un campo de acción económica muy dinámica y que presenta una longevo estabilidad que los clásicos países emergentes oportuno a que es menos dependiente de los flujos internacionales de hacienda. En definitiva, es una opción que puede ser de interés tener en cuenta a la hora de crear nuestra cartera de fondos.





No Olvides Dejar Tus Aportes, Dudas, Preguntas Y Comentarios!